Instalación de motor RevTech en Harley-Davidson

RSS
Instalación de motor RevTech en Harley-Davidson

Después de muchos kilómetros y tras una avería importante provocada por el desgaste de los componentes internos hemos llegado a este punto donde casi cuesta lo mismo reparar el motor o sustituirlo por uno nuevo, dotado de las últimas tecnologías en fabricación. Optamos finalmente por esta importante renovación: vamos a sustituir el corazón de nuestra máquina, el motor, por una unidad nueva.

La oportunidad
Generalmente cuando se comenta la posibilidad de sustituir el motor completo de un vehículo por otro nuevo nos viene a la mente cierta sensación catastrófica, intuyendo un procedimiento muy costoso.
En realidad si analizamos la situación fríamente es más una oportunidad para renovar y al mismo tiempo mejorar un componente que ha llegado al final de su ciclo de vida útil, porque romanticismos aparte, el motor no deja de ser un conjunto de piezas metálicas móviles que interactúan entre ellas millones de veces, provocando desgastes y deformaciones permanentes que por otra parte el fabricante ha predecido, pero hasta cierto punto: llega un momento donde existe tanto desgaste que aunque se renueven ciertos componentes internos por otros nuevos éstos van a ver su vida acortada prematuramente, obligandonos de nuevo a un cambio anticipado. Explicado de una manera sencilla: a partir de cierta cantidad de kilometros o desgaste sale más económico a medio y largo plazo sustituir el motor completo. (El que no crea ésto que coja una calculadora y pregunte a algún amigo con motor “viejo” cuánto dinero ha invertido en mantenerlo funcionando en los últimos años).
Un factor decisivo que ayuda a comprender todo ésto es cómo han cambiado los procedimientos de fabricación en los últimos 10 o 15 años: gracias a la tecnología ahora se fabrica con menores tolerancias y mejores materiales, y lo más importante, a un precio mucho más bajo que hace unos años. Por el contrario la mano de obra especializada, cada vez es más cara, lo que nos lleva a la siguiente conclusión: “Antes las piezas eran caras y la mano de obra barata, ahora es todo lo contrario”.
Con estos datos cuando por alguna razón tengamos que realizar una reparación de gran importacia en un motor con muchos años o kilómetros es muy práctico considerar la opción del cambio.

Elección del motor
Hoy en día existen en el mercado bastantes opciones para obtener una unidad motriz nueva a un precio razonable, desde la propia Motor Company hasta fabricantes de renombre como S&S, TP Engineering, Ultima Products, RevTech, Jims...
Explicar los pasos a seguir en la elección del motor adecuado para cada necesidad ocuparía un artículo completo, sólo vamos a recordar las claves más importantes:
-Intenta adquirir un producto de una marca reconocida, que te asegure continuidad en la obtención de recambios en un futuro. Si tu motor a durado más de 20 años, éste debería durar más de 30, por lo que necesitarás piezas para futuras reparaciones.
-Elige bien el tamaño (y el carácter) del motor en función de su uso. Para el día a día en una gran ciudad y viajes esporádicos no instales un “monstruo” con una compresión y cilindrada excesivas.
-Infórmate. Lee, pregunta, consulta a profesionales y saca tus propias conclusiones, cuanta más información obtengas más criterio tendrás para tomar una buena decisión.

Un caso práctico
Vamos a proceder al cambio de un motor completo en un modelo Harley-Davidson Softail de 1995, con muchos kilómetros y bastante castigado por varios propietarios y mecánicos poco “ortodoxos”.
El motor original es un Evolution de 80 ci (1340cm3), y se ha elegido como mejor opción para las necesidades concretas del actual propietario una unidad RevTech de 88 ci (1442 cm3), con sustanciales mejoras técnicas, como una mayor compresión, tecnología de juntas utilizada en los modelos Twin Cam, cigüeñal reforzado y montado mediante el sistema moderno, aletas de refrigeración más grandes, cárter reforzado y un largo etcétera de mejoras tecnológicas, que colocan a nuestro nuevo “EVO” al mismo nivel de los últimos motores HD, manteniendo la esencia de los '80.

Montaje
Ésta sería la secuencia de montaje resumida, como siempre siguiendo siempre las especificaciones, procedimientos y pares de apriete del manual de servicio y del propio fabricante del motor:
1. Vaciamos los aceites y desmontamos el depósito de combustible.

Cambio aceite harley-davidson

cambio motor harley-davidson

2. Desmontamos y extraemos el cárter y la transmisión primaria.

desmontaje primaria harley-davidson

montaje motor harley-davidson

3. Soltamos los pernos que sujetan el motor al chasis.

montaje motor harley

desmontar motor harley-davidson

4. Extraemos el motor original e insertamos el nuevo motor en su lugar.

motor revtech harley-davidson

cambio motor harley-davidson

5. Alineamos el motor y apretamos los pernos de sujeción siguiendo el orden.

instalacion motor rev tech

6. Realizamos todas las conexiones eléctricas e instalamos los conductos de aceite.

cambio motor harley-davidson revtech

harley-davidson revtech engine

7. Tras poner aceite arrancamos el motor y ajustamos carburador y encendido, ¡ya estamos listos para rodar de nuevo, por muchos kilómetros!

Frank Burguera

#mecanicaharley

Artículo extraído de ChopperOn magazine

Publicación anterior Siguiente publicación

  • California Motorcycles
Comentarios 0
Dejar un comentario
Tu nombre:*
Email:*
Mensaje: *

Nota: los comentarios se han de aprobar antes de ser publicados.

* Campos requeridos